cachorro-schnauzer-gigante

EL SCHNAUZER GIGANTE

           El Riesenschnauzer debería ser el retrato lo más preciso posible, agrandado y reforzado del Schnauzer (Mediano), y presentar en su conjunto una fuerte personalidad. La calma, unida a su temperamento  y al coraje, sin vacilación, la esbeltez, la constancia, la fidelidad absoluta, la resistencia a la intemperie, el pelo áspero, la trasera fortísima y el andar que cubre mucho terreno hacen de él un perro utilitario y robusto.

         El punto característico es su temperamento energético que se transforma en una calma reflexiva, un carácter excelente, con inclinación por el juego, totalmente devoto a su amo, amante de los niños, guardián incorruptible sin ser excesivamente ladrador habitualmente, aunque su naturaleza de perro vigilante y guardián hacen imprescindible que nos expresen cualquier anomalía que detecten, obviamente. Órganos sensoriales muy desarrollados y apto para el aprendizaje.

      Bajo nuestro punto de vista todo esto hace del Schnauzer Gigante la combinación ideal para ser usado como perro de Utilidad ya que su aspecto inspira notable respeto, acentuado además, por su tamaño y desde luego el compañero ideal como perro de compañía apto y adaptable para cualquier forma de vida. Serán más felices así a nuestros pies en 50m2 con nosotros y sus paseos que en 5.000m2 de terreno sin nuestra compañía.

      El Schnauzer Gigante es un gran perro guardián, su imponente presencia unida a su gran agilidad hacen de él una raza difícilmente superable como perro de defensa. Infatigable compañero de paseos, amante de todo el entorno de su amo, adoran a los niños de los que aguantarán pacientemente cualquier tipo de diablura, pero cuidado, pues al mismo tiempo se convertirán en sus más aguerridos guardaespaldas y ojo con quien se atreva a tocarlos pues puede que se lleven una gran sorpresa incluso sin necesidad de adiestramiento previo alguno.

      Es este equilibrio en el carácter lo que más debe destacar en el Gigante, toleran que los extraños entren en su territorio si es en presencia de su amo, pero cuidado con el que intente entrar por su cuenta. Su tamaño quizá haga pensar que puede albergar alguna incomodidad de cara al pensamiento del futuro propietario, pero en contra de lo que habitualmente se piensa, ellos serán felices allá donde estemos nosotros, nuestro compromiso será dedicarles las horas suficientes para su desarrollo y esparcimiento, juegos y paseos no deben faltarle.

cachorro-schnauzer-gigante-aston-piscina